domingo, 22 de junio de 2008

LAS MUJERES DEL PS¿OE?

Que le vamos hacer, a mí, es que las mujeres importantes del PS¿OE? me divierten un montón, no me negaran que no son geniales. ¿Se acuerdan de Carmen Romero? ¡Sí hombre! La esposa de Felipe González que fue presidente del Gobierno. Los miembros de la Real Academia se hicieron examinar por un otorrino para tener la seguridad de que oían bien, no se podían creer lo que le habían escuchado a la segunda dama de España a quien le suponían cierta culturilla, pero el “jóvenes y jóvenas” de doña Carmen les tiraron por tierra los palos del sombrajo.

Doña Carmen Calvo que fue ministro de cultura nos aseguró que había sido cocinera antes que fraila, los académicos hicieron cola en el siquiatra ¿cómo es posible (entre si decían) que no tengamos el femenino de fraile recogido en el diccionario? Pero cuando los miembros de la Docta Casa se colocaron un gorro de papel y soplaban matasuegras fue cuando la señora Calvo (lo juro, fue ministro de cultura) soltó la siguiente frase, “las señoras tenemos que ser caballeras, quijotas y manchegas” ¡toma arroz Catalina que se pasa! Académico hubo que quiso volver al colegio para actualizar su cultura general pues creía estar desfasado.

Con estas cosas los académicos se han curado de espanto, por eso no le han hecho mucho caso a la señora Aído, coño y tanto que se ha ido, el inventarse miembra como femenino de miembro entiendo yo que solo puede obedecer a las siguientes razones.
a) Ha sido en un momento de enajenación mental.
b) Como dice Alviac. (La Razón 13/06/08) la ministro es una solemne analfabeta.
c) El señor ZP le ha dado a la señora Aido la orden de que diga alguna estupidez, para que la gente hable de ella y, se olvide de la cesta de la compra, del gasóleo, de los camioneros, de, bueno para que seguir, usted lector ya sabe.
De todos modos yo quiero preguntarle a doña Bibiana.Vamos a ver; según usted las personas tenemos dos miembros, los brazos, y dos miembras, las piernas, pero los varones tenemos otro miembro que unas veces será miembro y otras miembra, pues según en que circunstancias se hable de ese miembro, unas veces lleva el artículo el, y otras el articulo la, unas veces es masculino y otras femenino, en lenguaje culto lleva el artículo el, y en el lenguaje coloquial el artículo la, usted doña Bibiana ¿cómo cree que debemos llamarlo, miembro o miembra? Me tiene usted hecho un lío, pero de todos modos gracias por haberme hecho reír.
¡Ha! Se me olvidaba, señora Aido, el artículo al que me refiero no lo puede comprar en ningún supermercado, ni siquiera en el Corte Inglés, tendrá que ir a la escuela.

Una última cosa, yo no soy machista, lo que más quiero en este mundo son mujeres, mi madre (hoy en el cielo) que la venero, mi esposa de quien estoy cada día más enamorado, tengo tres hijas que me tienen más loco que la tartana de la chirri, tengo una nieta con 5 años que tiene la culpa de que para limpiarme la baba tenga que usar una sábana y, por si fuera poco la Virgen, la madre de Nuestro Señor, también es mujer y, yo la quiero muchísimo. Mis mujeres además de inteligentes y cultas, son encantadoramente femeninas.

10 comentarios:

eme dijo...

muchas gracias por tus palabras de animo en mi blog Juan.
un abrazo muy fuerte.

CARMEN dijo...

Gracias por pasarte por mi barco, ese de Carmen;JEJEJEJEJE.
Será un placer, siempre que quieras, encontrarte en él.
Un abrazo.

Alatriste dijo...

Estoy de acuerdo contigo. El machismo no tiene nada que ver con el lenguaje.

Esa señora ministra, como muchas otras feministas de pacotilla, lo que debería intentar es acabar con la violencia de género, procurar que una mujer cobrara el mismo sueldo que un hombre por idéntico trabajo, que no fuera una carga la maternidad para ellas, que bajara el paro femenino, etc, etc.

Eso sería luchar realmente por una igualdad, que todo ser humano con dos dedos de frente quiere y yo me incluyo en el grupo.

Hombres y mujeres somos diferentes, no hay nada de malo en ello, pues es una realidad palpable. Pero no en oportunidades. Ahí es donde nuestros queridos políticos deberían de incidir y no valerse únicamente de la demagogia.

Me encanta Arturo Pérez Reverte y este artículo tuyo, amigo Juan, lo hubiera firmado él mismo, pues trata mucho este tema en su columna semana.

Da vergüenza ajena escuchar a algunas mujeres, pero no por ser mujeres, sino porque se piensan que nosotros, el pueblo, somos tontos. Aunque desgraciadamente, lo que da vergüenza es la clase política en general que tenemos y de ambos sexos por supuesto.

Luchemos por la igualdad claro, con la educación y con hechos, no con palabras como miembras, que lo único que provocan es sonrojo.

Un artículo genial, amigo. Me ha divertido un montón y además llevas mucha razón.

Un abrazo enorme.

Maria Jesús dijo...

Hola! Gracias por las amables palabras dejadas en mi espacio. Veo que tu blog está repleto de política y aunque no es un tema que me apasione, no por eso dejaré de visitarte. Además, veo que te visitan personas a quien admiro, como por ejemplo, Alatriste. Saludos

Soledad Sánchez M. dijo...

Hola Juan:

Llego a tu espacio desde el de Florsinnada. Tu artículo me ha encantado... y comparto tu opinión. Destrozar el castellano no es sinónimo de ¿feminismo?. Debería suprimirse este término, y salvando el significado filosófico, sustituirlo por HUMANISMO. Iré leyendo con más calma tus otras entradas. Siempre es un placer encontrar un espacio tan ameno.

Un beso.


Soledad.

Campanita de BarZaires dijo...

Muchisimas gracias por visitarme, y tomo nota del blog de fotografía para poder verlo, vendré a menudo a verte aunque te confieso que de política no entiendo demasiado, entre otras razones porque a los políticos no hay quien los endtienda.
Un abrazo muy fuerte.

Campanita de BarZaires dijo...

Gracias por decirme la pag. de tu hijo, es realmente maravillosa, adoro la fotografía, muchas gracias.
Un fuerte abrazo.

Maria Jesús dijo...

Querido Juan: que yo no tenga una especial sensibilidad por la política y sí por la poesía, por ejemplo, no significa que me parezca mal que haya personas que contribuyan a participar con su opinión en el ámbito social de la política. Cada uno tiene sus gustos y si todo el mundo opinara como yo, sinceramente, este mundo sería aburrido. Lo que está claro es que cada uno tiene el derecho a opinar y pensar lo que quiera. El límite, lógicamente, es el respeto hacia los demás. No creo que sea malo ser de derechas, centro o izquierdas, sino apostar por un buen modelo de gobierno en bien y en beneficio de la sociedad que contribuimos a su sostén. De acuerdo contigo en el tema del buen vivir de los políticos, que deberían tener más en cuenta el bien común y no tanto sus propios intereses y el afán de acumular votos. Ha sido un placer aterrizar en tu blog. Creé un blog para darme a conocer como escritora. Un editor de comics que dio con él por casualidad se ha interesado en los cuentos de hadas de mi página web. Le he pedido que los analice con calma ya que son largos y no sólo los cuentos sino cualquier otro contenido de mi web que pueda interesarle para su publicación. Es una web extensa donde me he dejado media vida. Me hace mucha ilusión su propuesta, pero si no me ofrece una retribución a cambio, aunque sea simbólica, no habrá acuerdo. Ya veremos cuál será su decisión. En mi tienes a una amiga, cuenta conmigo. Veo que Alatriste es uno de tus seguidores. Con él tengo bastante afinidad. Es muy respetuoso y amable y me encanta lo que escribe.

María dijo...

La verdad es que prefiero no opinar sobre el mundo de la política porque me pongo mala jajaja, prefiero hablar de otros temas.

Espero que lo pases bien durante las vacaciones y cuando regreses no te olvides de que seguimos por aquí cerca para que nos sigas visitando, al igual, que también te visitaremos.

Un beso.

Amapola dijo...

Estimado Juan pasate por i post de hoy hayuna sorpresa para ti,espero que te guste, un abrazo