martes, 21 de abril de 2009

PARALELISMO ENTRE AYER Y HOY (Y II)

Franco y sus gobiernos no permitieron que los españoles nos enterásemos de que Montesquieu había existido, Montesquieu era un prescrito condenado a cadena perpetua e incomunicado. Apenas los españoles nos enteramos de que Montesquieu existía, cuando don Alfonso Guerra nos comunicó que Montesquieu había muerto, hoy comprobamos con pesar que permanece enterrado en el estercolero de la política. La Justicia es la institución del Estado que sale peor parada de este enterramiento, lo demuestra, el que sea la institución peor valorada por los españoles, hay un punto de divergencia entre la justicia de ayer y hoy, en la justicia de ayer existía la pena de muerte, (gracias a Dios eliminada) existía más seguridad, y según para quien, menos libertad. Quiero recordar (cito de memoria) que Virgilio dice “Si hay una fuerza de rectitud beberás hasta el fin la copa del castigo” En España, el delincuente sabe que esa copa no la beberá hasta el fin, y según quien sea, ni siquiera hasta la mitad, pues como en “Rebelión en la Granja de Orwell” tanto en tiempos de Franco como en la actualidad, hay españoles que son más iguales que otros.

Ayer, cuando un joven se incorporaba al trabajo, automáticamente quedaba encuadrado en un sindicato y, a su salario se le desquitaba la cuota sindical, a si, que quisieras o no, tenias que contribuir al mantenimiento de los sindicatos. Hoy tu afiliación a un sindicato es libre, tu puedes afiliarte o no, pero eso no te libra de pagar a los sindicatos a través de tus impuestos, además en los sindicatos hay varios miles de liberados, es decir que cobran sin trabajar, con lo que estos liberados encarecen la producción, con ello contribuyen hacer menos competitivos nuestros productos, y digo yo ¿el poner a estos liberados a trabajar no contribuiría un poco a salir de la crisis? En esto no hay paralelismo, ayer, no había liberados. Además si interesa que los sindicatos estén calladitos, pues se les da una paga extra y asunto resuelto. Leo en ESPAÑA LIBERAL. “La crisis no afecta a los sindicatos gracias al dinero que les dan los contribuyentes a través del Ministerio de trabajo. CCOO y UGT recibieron 15 millones de euros en 2008.Según una resolución del Ministerio de Trabajo, CCOO y UGT recibieron 14,7 millones de euros de dinero de todos los contribuyentes en 2008. Una cantidad que, según el departamento que dirige Celestino Corbacho, corresponde a la “representatividad” de estos sindicatos en el tejido productivo nacional y las subvenciones por su función “consultiva”.Así, CCOO recibió 6,44 millones para la realización de actividades sindicales y otros 1,02 millones por la citada actividad “consultiva”. Por su parte, el Gobierno le dio a UGT 6,09 millones de euros de dinero de los contribuyentes para su funcionamiento y otros 1,19 millones extra por la función de consulta. Por lo tanto, CCOO recibió 7,46 millones y UGT 7,28 millones.” Con esta mordaza es lógico que estén calladitos como en tiempos de Franco.

Hay una diferencia. Ayer, el derecho al pataleo teníamos que ejercerlo en privado, hoy, podemos hacerlo en público, el resultado, júzguelo usted, a mí, me parece que el mismo. ¡Ni caso!
Publicado en SIGLO XXI y ESPAÑA LIBERAL

10 comentarios:

Gise =) dijo...

Querido Juan yo creo que el tema de los sindicatos fue y sera exactamente igual, antes era obligatorio aportar hoy es libre pero encubierto en impuestos todos los trabajadores aportan al sindicato. Y el tema de la justicia la verdad esta cada vez mas en dudosa moralidad, hace unas semanas la esposa del decano de Abogacía lo denunció por malos tratos... unos cuantos abogados presos por cobrar comisiones a los dueños de los puticlubs mas conocidos de Barcelona...en fin la dudosa moral de la justicia de hoy...antes pasaba?? no lo se o quiza no se daba a conocer y también sucedian estas cosas...
Besitos y gracias por las reflecciones siempre tan acertadas!!!

Maria Jesús dijo...

Muchísimas gracias por las cariñosas palabras dejadas en mi blog. Eres todo un caballero. Sin duda, albergas un corazón noble y eso te honra. Espero que sigas estando tan bien y tan satisfecho como siempre con esa familia tan encantadora como es la tuya y de la que te sientes tan orgulloso: disfrútala. Besos y feliz semana

Karina dijo...

G R A C I A S!!!
muchos besos Juan!

CHARO dijo...

De nuevo estoy en tu desván, me gusta lo que has esscrito y siempre he dicho que lamentablemente las leyes nunca han sido justas y la justicia no tiene nada de lo mismo.Estamos viviendo en una época demasiada revuelta e insegura para todos pero ese es el precio de la libertad y democracia.Una pena que no se logre una ideología política donde vivan juntas la paz, la seguridad, la libertad,la tolerancia, el bienestar, la igualdad......bueno no sigo con la utopía pero si aparece este partido me apunto rápido.Saludos y feliz día de San Jorge.charo

Fran dijo...

Paso por el desván porque me gustan los desvanes y también la foto de esa gran familia. Y qué buena entrada encuentro. Estos liberados que tienen las habichuelas aseguradas no defienden los intereses de los demás igual que si no fueran tan dependientes. Además son también dependientes ideológicamente hasta el punto de callar lo que no conviene a costa de dejar en la cuneta a sus supuestos defendidos.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

La situación ha mejorado, pero echó en falta unos sindicatos más duros y enérgicos. Son demasiado tibios y presidenciales. Un abrazo.

Lucina dijo...

Juan la actualidad de sus escritos no tiene fronteras..
Le dejo un abrazo afectuoso

Alatriste dijo...

Jamás recibí ninguna ayuda de los sindicatos, ni sentí que me defendieran ni a mí, ni a mis derechos. Desde que estoy dentro del mercado laboral, he tenido que pasar por todo tipo de situaciones, casi siempre precarias y como te digo, el grado de indefensión al que me enfrento, no tiene límites. Así que mi más profundo desprecio para unas organizaciones, que realmente no luchan por los trabajadores y que únicamente se esfuerzan en seguir preservando sus beneficios a toda costa. En mi empresa, los sindicalistas son los únicos que viven bien, sin dar un palo al agua, por supuesto. Que un viento huracanado se los lleve a todos. Un fuerte abrazo, abuelito y espero que estés bien. Cuídate.

Caperucita dijo...

A mí me educaron en que no bastaba con ser honrado, sino que había que parecerlo.
Esta gentuza ni lo son ni se molestan en parecerlo.
Te deseo un estupendo domingo.
Un besazo Juan.

My dijo...

Vania a saludarte y a dejare un abrazo.
Espero que estés bien.

Hasta pronto Super Abuelo.. :)