jueves, 14 de mayo de 2009

HOSPITAL DE FUENLABRADA

Dice un refrán que de bien nacidos es ser agradecidos, estas letras tienen por objeto agradecer a todo el personal del hospital de Fuenlabrada las atenciones recibidas en los días que estuve ingresado en él

Por segunda vez he sido ingresado en el hospital de Fuenlabrada, y por segunda vez me siento obligado a escribir esta carta para agradecer las atenciones recibidas por todo el personal de ese hospital tanto en urgencia como después en planta.
Cuando un profesional hace bien su trabajo, es bueno que se le reconozca porque le sirve de estímulo, pero al fin y al cabo es su obligación, todo profesional tiene la obligación de hacer bien su trabajo, pero cuando ese profesional además de bien, su trabajo lo hace sonriendo y, con una palabra amable para quienes tenemos que sufrir ese trabajo, a mi, me faltan las palabras, por eso, le ruego la publicación de esta carta con la que quiero expresar mi más encendido aplauso a todo el personal del hospital de Fuenlabrada, desde los médicos al personal de limpieza, y felicitar a la dirección por ello.

Con todo respeto, quiero dar un consejo a todo el personal. Por favor, no pierdan nunca la sonrisa, es más eficaz que el antibiótico.
Publicado en SIGLO XXI; ESTRELLA DIGITAL y ESPAÑA LIBERAL

13 comentarios:

AMPARILLO dijo...

Hola Juan, si es que no podia ser de otra manera, yo sabia que eras agradecido por que se ve que eres bien nacido, y no al revés.
Me alegra que te tratasen bien, todo lo bueno es poco para tí, te mereces todo lo bueno y mas, pero estoy segura que tu actitud de buen enfermo habra ayudado a los medicos, enfermeras, auxiliares y demás personal a sacar la mejor de las sonrisas, porque haces sentir que el trabajo del otro es, a parte de su obligación, es muy importante, y eso siempre hace que te salgan la mejor de las sonrisas...
Asi que yo, Amparillo, agradezco a toooodo el personal por haberte ayudado desde su lado más humana hasta su parte más profesional, pero también te doy las gracias a tí por ser como eres...

Cuidate y no te acuestes tan tarde hombre, que aún no tienes el alta definitiva de Matilde!!

Besos a los dos...

Gise =) dijo...

Juan siempre enseñandonos con el ejemplo, es bueno que a uno le feliciten por hacer bien su trabajo aunque eso sea una obligación, pero si uno lo hace con amor y eso la potra persona lo percibe, en caso de los hospitales, seguro que ayuda a ponerse bueno mas pronto.
Felicitaciones a vos y alos que te cuidaron tan bien!!!!
Besitos a ti y a Matilde!!!!!
Sigue cuidandote mucho ehh!!!!

Caperucita dijo...

Hola Juan, me da mucha alegría comprobar que estás mucho mejor y que estás animado.

Es un gusto saber que contamos en nuestro amado Madrid, con estupendos profesionales que además tratan de hacernos más llevaderos esos malos momentos.

En estos momentos tengo un sobrino con 3 añitos en la UVI del Gregorio Marañón.Ha tenido tres infartos, le han operado del corazón y también del intestino.
Llegó al hospital en parada cardiaca, y a pesar de todo esto y de que su estado es grave, está estable y con síntomas de mejoría.

Desde tu espacio hago extensible mis felicitaciones, para estos médicos abnegados y por haber conseguido obrar este maravilloso milagro.

Buen fin de semana Juan y espero que continúe la mejoría.

Besos.

Felipe Sérvulo dijo...

Pues mi suegra está internada en San Camilo de San Pedro de Ribas (Barcelona) y es un desastre total.
Me alegro que a ti te haya ido bien.

CARMEN dijo...

Pasaba ha dejarte un abrazo y para saber si te encuentras bien.
Besos.

Maria Jesús dijo...

Me alegra que el personal te haya tratado tan bien y que se lo reconozcas y agradezcas. Eso demuestra tu gran calidad personal y humana. Cuídate mucho. Ahora estoy escribiendo un nuevo cuento. Su protagonista es una flor. Besos y feliz semana. Por ciert, soy seguidora del blog de Aitor.

CHARO dijo...

El ser agradecido es un valor que hace grande al ser humano y que lamentablemente escasea mucho, se suele pensar que es obligación de los profesionales el atender al paciente (y es cierto)pero por ese razonamiento nos "olvidamos" de dar las gracias, algo tan sencillo cómo esencial para todos.Cuando se va a un médico y ves que te sonríe los dolores se suavizan y te sientes mejor.Un saludo.charo

Silvia dijo...

Hola Juan...Cuanto tiempo..ESpero que concidamos más ahora que me reincorporado..Un beso Silvia

My dijo...

Cómo te pareces a mi padre..
él habría escrito una entrada igual..
me has hecho recordarle por 'las chicas de la limpieza', la gente acostumbra a diferenciarlas del resto, y no les da la importancia y la categoría que tienen tambien como personas!

Un abrazo con mucho cariño, Miryam.

AMPARILLO dijo...

Hola Juan! se que estarás muy ocupado...¿ya estas trabajando de abuelo? espero que estes bien, y busca un ratito que te echamos de menos... cuantame algo para saber que estas bien!

Besitos

Güisy Pérez-Cuadrado Señoráns dijo...

Juan, me has emocionado con tu escrito.
Saber que has recibido esos cuidados, con ese proceder, y teniéndote el aprecio que te tengo, pues...., la verdad da gusto escucharlo.

Me uno a tu aplauso a los que nos atienden, atienden la los nuestros con "una Sonrisa"...
Mi hijo el pequeño también ha tenido un percance en el cole y ha perdido el pobre un dientecito, y cuando, en urgencias, me lo "recogió" la enfermera con tanto cariño y esas palabras dulces para él, ...sientes que parezca que también les duela a ellos, y eso, que se acerquen a tu sufrimiento y al suyo, por supuesto, eso ayuda.

Espero que estés mejorcito, cielo.
Deja que te cuide tu mujer y toda tu familia. Si las sonrisas son mejores que el antibiótico, imagina las de tu familia, serán "extras".
Salud para ti, Juan.

Un abrazo muy muy fuerte.

Güisy

Aitor dijo...

Hola abuelo, me alegro de que ya te estés recuperando, y además veo que con rapidez.

Tu has felicitado al personal del hospital, pues ahora yo te felicito a ti por tener un trabajo tan importante, el de abuelo; y yo si pudiera te daría un 11.
Sigue siendo tan buen abuelo.

Descansa y cuídate.
Un abrazo desde Vitoria.

Amaya dijo...

Yo también te doy las gracias a tí, Juan, para las personas que trabajamos en la Sanidad es muy importante el estímulo de saber que el trabajo está bien hecho. Nos impulsa a mejorar, a seguir ahí, por encima de tanto dolor y tristeza como habitan en un hospital, pero también y sobre todo es un lugar para la esperanza, y tú, con tus letras de hoy lo has demostrado, una vez más.
Un fuerte abrazo

Amaya Martín