domingo, 15 de noviembre de 2009

NOS QUIEREN MATAR DE RISA

Son muchas las críticas que se han hecho al Gobierno Catalán por la ocurrencia de su Consejo Escolar y el consejero de Educación de cambiar el nombre a las vacaciones de Navidad y Semana Santa, yo creo que estas críticas son inmerecidas ya que, según a mi me parece, lo que el Gobierno Catalán pretende es matarnos de risa, quizá se crean émulos del gran Eugenio (que en paz descanse) ¿se acuerda de Eugenio? Si hombre, aquel catalán tan serio que subido en un taburete con un cigarrillo en la mano y mucho talento nos hacía reír a mandíbula batiente, claro que ninguno de los mandones de Cataluña, tiene el talento y la gracia de Eugenio para contar chistes; el mandamás, el catalandaluz señor Montilla, es lo que los andaluces llaman un “malage”, dice un amigo mío de Sevilla que Montilla tiene menos gracia que un burro defecando, él sabrá porque lo dice. Don José Luis Pérez Diez, más conocido como Carod Rovira, que en sus tres cuartas partes es aragonés, ya quisiera llegarle a la suela de los zapatos a Paco Martínez Soria, que digo yo, ni a Marianico el Corto, así que, de sus palmeros poco se puede esperar en materia de salero para contar chistes, ni de inteligencia, pues no está bien que los segundos superen a los primeros, y está claro que no han tenido que estrujarse mucho la mollera para encontrar los nuevos nombres; Fiestas de Invierno y, Fiestas de Primavera ¡Toma castaña! Y se han quedado más anchos que largos, estoy seguro que no se han tenido que tomar una aspirina por este motivo, ¡y que con esto crean haberse ganado el sueldo! ¡Es para mear y no echar gota! En fin, haya los catalanes, yo creo que no se merecen este gobierno aunque lo hayan votado.

Soy consciente de que en Cataluña hay personas que no son cristianas, pero también lo soy que los catalanes son personas serias, inteligentes, trabajadoras y respetuosas con sus semejantes, pero sin renunciar a su identidad, vamos que no imagino a Barcelona sin la Sagrada Familia, sin Montserrat y, sin belenes con caganet y todo. ¿Van a prohibir estas lumbreras que como reclamo en los grandes almacenes se canten villancicos en las Fiestas de Invierno? A que no.

Ya que hemos nombrado a Eugenio “Saben aquel que diu. Un hombre todos los días durante años no deja de pedir al Señor varias veces al día ¡Señor que me toque la lotería! El Señor, arto de oír siempre la misma cantinela le dice –hijo mío, llevo varios años intentando ayudarte, pero compra el décimo por lo menos” este chiste me recuerda a San Agustín que dice “Dios que te ha creado sin ti no te salvará sin tu ayuda.
Hasta otro día si Dios quiere

13 comentarios:

fernando dijo...

lo mejor de Cataluña son sus ciudadanos y los peor sus políticos. un abrazo.

guillermo elt dijo...

Bueno, que digan o llamen lo que quieran, pero para quien tiene el espíritu de la Navidad... Qué???... Por otro lado, jamás de los jamases les interesa quitar las fiestas, por motivos económicos evidentes... y menos, los catalanes... Ya, ya... no tratan de quitarlas, sino de cambiar el collar.

Hay que ser conscientes en qué época nos estamos moviendo y viviendo. Hay que adaptarse a los tiempo, pero sin dejar de mantener nuestras convicciones y no estar como veletas a lo que digan los gobiernos, según les convenga coyunturalmente.

Un abrazo.

K@ri.- dijo...

solo paso a dejarte un beso inmenso, tan grande como el oceano que nos aleja y nos acerca!
un abrazo calido para vos y tu señora Juan!
gracias x siempre estar cerca con tu calidez
Kari.-

isis de la noche dijo...

Hola querido Juan...

Me ha hecho mucha gracia leer tu post, en especial el final ;)

Yo creo que la gente se enreda en las formas.. Estoy de acuerdo en respetar las diferencias ideológicas, de credo y demás. No sé si cambiar de nombre a las festividades sea una medida extrema porque no conozco de cerca las razones que tienen quienes han hecho la propuesta..

Pero sí sé que mientras uno está convencido de sus certezas, no necesita exhibirlas ni imponerlas... Lo importante es ser coherente con ellas y vivirlas en el propio interior.

No soy cristiana pero me encanta la Navidad por el renacer espiritual que implica recordar la obra de Jesús. Y yo intento vivir así esa época: haciendo que el "niño Jesús" renazca en mi corazón; o sea, que el amor más grande que se pueda concebir, toque mi alma. Por eso me gustan esos ritos que implican un tiempo y un espacio sagrados, para reflexionar y encontrarnos con nosotros mismos...

Un abrazo inmenso!!!!

luisa maria cordoba dijo...

Hola Juan, solo pasaba por tu desván para darte las gracias por tus palabras en mi blog, es una pena que estando 6 veces en Sevilla no hayas visitado el casco antiguo, es una belleza contemplar sus calles, sus iglesias,y un sin fin de monumentos que hacen rica culturalmente esta ciudad, y acabar de tapitas por los tipicos barrios sevillanos ni te cuento.
Un saludo.

Güisy Pérez-Cuadrado Señoráns dijo...

Hola Juan,
como dices tú .."que me toque la loteria...", pues, me ha tocado. Ese Morenazo me está dando todo el amor que necesitaba, toda la dedicación, todos los halagos, toda la ayuda en demasiados sentidos, ...TODO! Entregué demasiados años de mi Vida, y ahora a mis casi 43 (los cumplo este 26 de Noviembre) llega por fin El Equilibrio, El AMOR, la Ayuda, la Entrega, la Complicidad...por ambas partes, pues es igual o más bonito poder Dar. Una pareja para todo, de verdad. LO NECESITABA Y DESEABA, y él me lo está dando cada día. Ojalá sepa mantener vivas estas delicias que tengo cada día, desde un amanecer hasta el siguiente, empalmando uno con otro sin cesar de conquistar una chispita más cada nuevo día. Quiero saber hacerlo, pondré mis sentidos en conseguir este deseo sin faltar por mi parte. Sé que te alegrarás de mi Felicidad, porque eres un hombre con mucho sentimiento y muy cabal, y sabes querer a la Familia por lo que sabes el valor del Amor.
Un beso y un fuerte abrazo a mi Amigo..
...y hasta prontito Juan, que saber de ti me aporta un granito de satisfacción y felicidad también.

CHARO dijo...

LOS CATALANES NO SON LOS ÚNICOS CON ESAS "GENIALES" IDEAS AQUÍ EN LA RIOJA TAMBIÉN SE INTENTA DEFINIR, EN ALGUNOS SECTORES, CON LOS MISMOS NOMBRES A ESTAS FIESTAS TAN CRISTIANAS, TAN ENTRAÑABLES Y TAN TRADICIONALES NUESTRAS ¡¡¡ME NIEGO!!!.ME ENCANTA Y DISFRUTO A TOPE LA NAVIDAD Y EN SEMANA SANTA ME GUSTA ASISTIR A TODOS LOS ACTOS LITÚRGICOS Y LOS VIVO TAMBIÉN A TOPE

Ricardo Tribin dijo...

Mi muy querido amigo Juan,

Tus planteamientos y los mensajes que dejas en mi blog siempre enriquecen mi espiritu.

Eres un hombre de grandes y solidas convicciones y eso me hace apreciarte y valorarte mas.

Un fraternal abrazo

Lucina dijo...

Juan,
Como decirle que me ha emocionado hasta los huesos con lo que me cuenta en mi momento..
Desvanecer fronteras a través de historias, leyendas y la dulce inocencia de sus niños.
Gracias por compartirlo..

Un abrazo enorme para usted y otro para sus nietos.

Amaya dijo...

..En fin, Juan, de algo hay que morir.., y ya puestos, será mejor morir de risa.., desde luego hay gente que nos lo pone "en bandeja" día a día..

Lo mejor o lo peor de este país, según se mire.., es que uno nunca, nunca!..se aburre

Un fuerte abrazo

Amaya

María Jesús Verdú Sacases dijo...

Querido Juan:

Gracias por las cariñosas palabras que siempre me dejas en el blog. Sólo quería comentarte y compartir contigo que soy la moderadora de un grupo en la red de discusión y debate de un libro de cuentos precioso correspondiente a una autora, la cual se ha mostrado encantada con las actividades que debatimos en el grupo y que yo creo, propongo y modero. Ahora, estamos debatiendo sobre el poder de la imaginación como paso previo a convertir algo en realidad. Ojalá algún día yo tenga la misma suerte que esta autora y consiga que mis cuentos al fin estén sobre el papel...

RECOMENZAR dijo...

Bellisimo texto por supuesto que volveré para seguir saboreando tus letras desde lo lejos

Alatriste dijo...

En vez de preocuparse del paro, de la crisis económica, de la precariedad de los sueldos, de las subidas de precios, de la corrupción en los ayuntamientos, de la falta de educación de nuestros jóvenes, etc, etc, se ocupan de estas idioteces. Esto dice mucho de la poca valía de los políticos de este país. Sigo sin creer en ellos, abuelito. Tonterías como ésta me dan la razón. Un abrazo.