sábado, 30 de enero de 2010

EL HONOR (Primera parte)

El honor es un concepto abstracto que cada cual tiene una dimensión distinta del mismo.“¿Ves esa multitud de figurillas que se agitan, se muerden, se baten, se matan?... Todo eso es la palabra Honor. (Mariano José de Larra. Revista Mensajero, 9 de agosto de 1835)

Son muchos los hombres que ponen su honor a dos dedos poco más o menos del sitio por donde los humanos expulsamos aquello que a nuestro organismo no aprovecha, incluyendo el gas metano y el CO2; con lo que a mí me gustan las alubias con chorizo y, a lo peor las prohíben por aquello del gas metano y CO2 que junto con las vacas, las ovejas, las cabras, los cerdos, etc. contribuimos al cambio climático según un sesudo estudio científico, y aquí me pregunto ¿el señor Al Gore se pondrá un tapón donde la espalda pierde su nombre para no contribuir con sus gases al calentamiento de la Tierra? Seguro que no, ya sería bueno por otra parte que se dejara de doble moral y, diera ejemplo de sus recomendaciones reduciendo su consumo energético que es 20 veces más que la familia media americana, y que utiliza una piscina climatizada, faroles de gas en su jardín y una puerta eléctrica etc. y a este señor se le paga por conferencia 100 mil euros para decirnos que no contaminemos ¿cabe mayor hipocresía? Si, cabe, la del imbécil que le paga, claro que ese imbécil le suele pagar con el dinero de los contribuyentes. Como es habitual en mí ya me he salido del camino, así, que vuelvo a él; es el caso que hay muchos hombres que consideran su honor manchado si su mujer se acuesta con el vecino, y no lo considera manchado si es él el que se acuesta con la vecina, porque claro esto es de hombres, de machos, yo pienso que el que mancha su honor es el que falta a su juramento o promesa de fidelidad, dado ante numerosos testigos, incluso ante el altar de Dios, ya sea hombre o mujer.

La hipocresía, es una cosa que según mi parecer mancha el honor, pues bien, hay personas que no tienen reparos en cometer fechorías, aprovechándose de quienes tienen necesidad tratándolos como esclavos, calumnian a sus competidores para agradar al jefe, cosas aun peores que no voy a relatar porque todo el mundo conoce, y se consideran personas de honor siempre que estas cosas no las sepa nadie, que no salgan a la calle para que no quede manchado el honor, si estas fechoría se cometen en grupo el jefecillo del mismo avisa –esto que quede entre nosotros- porque si queda entre nosotros si nadie lo sabe nuestro honor está limpio ¿cabe mayor hipocresía? ¿Cabe mayor deshonor, aunque no lo sepa nadie?

Hay otras personas que como el dinero público no es de nadie, según nos aclaró la ex ministro, perdón señora Miembra, ex ministra Carmen Calvo, meten la mano en el cajón de los cuartos, la sacan llena y la vacían en sus faltriqueras sin ningún pudor, porque deben pensar que eso no mancha su honor, puesto que no debe ser robar cuando se roba a nadie, por tanto, nadie puede llamarle ladrón. Pero yo digo, que lo es

Como el honor es muy complejo, creo yo que merece una segunda parte, así que hasta la segunda parte si Dios quiere.

13 comentarios:

Caminante dijo...

Ser honorable "debe ser" comportarse conforme a los valores universalmente aceptados como buenos, en las relaciones con los otros, y que no repugnan a la conciencia individual de cada uno.
¡Vaya! si me ha salido una definición casi de libro.
Besos y encantada de verte de nuevo: PAQUITA

Eva- La Zarzamora dijo...

Pues va a ser que tiene ud razón.
La hipocresía anda por donde quiera que vamos.
Por cierto, ¿su salud?
Cuídese mucho y siga dándole fuerte a post como este.

Un abrazo

Marina-Emer dijo...

muchas gracias Juan por tus hermosas palabras al homenaje poetico que hice a mi querido padre ...E.P.D.
UN ABRAZO
mARINA

BUENAS NOTICIAS dijo...

Gracias, Juan, por compartir tu historia en mi blog. Me has emocionado.
Un abrazo.

Ricardo Tribin dijo...

Mi querido Juan.

Mi libro -Cuando Donato perdio a su Gato- se puede conseguir en www.amazon.com

Fuerte abrazo!!

Ricardo Tribin dijo...

Mi querido Juan,

Al releerte veo que el tema del HONOR da para mucho rato de reflexion y escritura.

Te sigo con mucho aprecio siempre que publicas.

Un abrazo fraternal

RECOMENZAR dijo...

Como el honor es muy complejo, creo yo que merece una segunda parte, así que hasta la segunda parte si Dios quiere.


Donde se encuentra el honor del cual tu hablas? te leo ..admiro ...y sonrio...
besos

isis de la noche dijo...

Hola mi querido Juan...

Me alegró tanto saber que tus hijos han visitado mi país y se han ido con gratos recuerdos...

No es ninguna novedad: yo estoy enamorada de mi tierra y por eso 'canto' para ella cada vez que puedo :)

Con respecto a lo del honor... yo creo que es una cualidad en extinción, como la mayoría de cualidades nobles que en estos tiempo la humanidad pierde catastróficamente...

Por eso, mientras no podamos cambiar el mundo, hay que intentar que el mundo no nos cambie a nosotros :)

besos miles!! y mil gracias por tus palabras siempre gratas para mí..

que tengas una maravillosa semana!

Caperucita dijo...

Mi querido amigo, ya veo que tu salud va mejorando. Me alegro mucho, muchísimo.
Siempre es un placer leer tus sabios escritos, pero últimamente dispongo de escaso tiempo para poder visitaros.
Cuídate mucho y recibe un fuerte abrazo.

CHARO dijo...

EL HONOR Y LA HIPOCRESÍA SON TOTALMENTE INCOMPATIBLES PERO LAMENTABLEMENTE HAY MUCHO HIPÓCRITA SUELTO QUE VAN PRESUMIENDO DE SER HONORABLES

Roxana dijo...

Hola Juan:soy nueva en leerlo y le escribo por que he entrado en su blog y que lindas palabras tiene.
El honor,creer en él aunque digan lo contrario.No quiero acostumbrarme a que se puede vivir sin él.
Lo invito a visitar mi recién nacido blog y a todos los que usted quiera invitar.Saludos desde Argentina.Roxana.

Güisy Pérez-Cuadrado Señoráns dijo...

El Honor tiene tanta magnitud como cada uno quiera darle, según los principios que rigen su vida, según los sentimientos que muevan su corazón. A quienes les falta educación y a quienes solo se les mueve el corazón para bombear su sangre, pues, tienen un sentido del honor más fácil, menos sacrificado, más volátil.
Hay "personajes" que para no perder su integridad (si algún día la tuvieron) deberían de guardarse de puestos tentadores de fácil acceso a lo ajeno.
Creo que comulgamos en todo lo escrito en tu Entrada, divertida y real.
Espero que estés muy bien de salud.
Un fuerte abrazo para toooda tu amplia familia y en especial para ti.
Con cariño.
Güisy

María Jesús Verdú dijo...

Hola querido Juan:

Pasaba a dejarte un saludito. Esta noche tengo una cena familiar maravillosa, de esas que sé que me va a dejar buen sabor de boca y mañana, lo mejor: bautizamos a mi sobrinito! es algo que me hace especial ilusión pues soy su madrina. Es un niño guapísimo a quien le encanta reírse. Es el hijo de mi hermano. Quería compartirlo contigo. Besos