sábado, 22 de enero de 2011

NACIONALISMO CATALAN UNA GRAN FARSA (1ª entrega)

Yo soy hombre obediente y disciplinado, me gusta colaborar en las tareas del hogar, siempre claro está, bajo la dirección de mi mujer que es la que entiende de esto, hoy me ha dado un plumero y me ha ordenado quitar el polvo a mis libros porque este mes no viene la Yeni y no quiere que se acumule el polvo, (no hombre no, no piense que mi mujer es una sargento, es una encantadora coronela) así que cojo el plumero y comienzo a quitar el polvo conforme lo ha ordenado mi dulcísima contraria, de arriba abajo, reconozco que no con demasiado entusiasmo, pero mi tarea ha tenido su recompensa, pues he descubierto un libro que tenía olvidado, regaló de mi amigo y tocayo Juan (hoy en el cielo, las personas buenas no van a otro sitio) el libro se titula “Nacionalismo catalán, una gran FARSA,” su autor Michael Bravehear y está editado por el Centro Cultural Mallorqui. Después de quitar el polvo y pasar la aspiradora a mi despacho, me he puesto a leer el libro y a las pocas páginas, ha venido a mi memoria una cita de Albert Einstein que dice: “Hay dos cosas infinitas; el universo y la estupidez humana, de la primera no estoy seguro.” En este libro cuya lectura recomiendo, el autor, llama a las cosas por su nombre, al pan, pan, y al vino, vino, como dice el pueblo llano, quizá usted se pregunte, ¿Por qué la lectura de este libro le ha recordado esta sentencia? Pues mire, en varias entregas, en una no cabria, le iré presentando párrafos de este libro y quizá usted más benévolo que yo, esté más de acuerdo con esta otra. “Los nacionalismos son una enfermedad infantil; son el sarampión de los pueblos”Sirva esta primera entrega de prólogo y vea lo que dice don Michael Bravehear-“Es curioso y a la vez indignante, que personas con esas togas, (doctores y catedráticos) con un supuesto elevado grado de imparcialidad investigadora, no hagan precisamente eso, investigar, investigar con imparcialidad. Porque, cuando después de escucharles desde sus púlpitos togados, vociferar que el Catalán es la lengua madre del Balear o Mallorquín, y luego leer unas declaraciones de D. Torcuato Luca de Tena (el día de Baleares 22/9/1985) aseverando que: “... es un error pensar que Jaime I trajese el catalán a Valencia y Baleares. Rotundamente no. En Baleares ya se hablaba ese latín degenerado de distinta forma, aunque muy parecido. Luego la noción de catalanismo como la lengua madre de la valenciana y de la balear es falsa históricamente. Las manifestaciones culturales baleáricas y valencianas son muy anteriores a las del catalán…”O a D. Miguel de Unamuno 1916 “… Ya ve el lector que leo algo más que la media docena de libros que me traje, pero lo demás que leo es en mallorquín. Curiosidad de filólogo. A donde quiera que voy me gusta leer en lengua de aquel país. En Portugal apenas leo sino portugués, y ahora, aquí, leo en mallorquín; pero cuidando que lo sea y no catalán.”A uno le da cierto tufillo a chamusquina, a que algo se está quemando en esa cocina de la catalanidad en que se han convertido las Universidades de Baleares, Cataluña y Valencia.”En la próxima entrega si Dios quiere seguiremos con la lengua.
Pulicado en SIGLO XXI y ESPAÑA LIBERAL

9 comentarios:

✙Eurice✙ dijo...

Juan la primera vez que fui a Venecia tenia 19 años y me quedé muy sorprendida cuando escuche hablar a los venecianos en un dialecto muy similar al valenciano, cosa que me vino bien, por que no tenía ni idea de italiano :)
Esto de las lenguas es un galimatias.
Me ha hecho gracia eso que me has contado de los charcos :)
Buen fin de semana
Un abrazo!

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Juan:

Muy buen provecho le has sacado a la limpieza de tu despacho, siempre sale algo bueno cuando desempolvamos nuestros libros.

Yo pienso que los países deben estar unificados en una sola lengua y religión, eso le da más sentido de patria.

Abrazos.

Caperucita dijo...

Querido amigo:
En primer lugar te quiero felicitar el año a ti y a los miembros de tu familia.

Gracias por no olvidarme.

Sobre las lenguas te diré… todos estos políticos de pacotilla que nos gobiernan, e incluso a los que están en espera de gobernarnos, deberían replantearse lo de gastar el dinero en interpretes cuando en todo el territorio nacional se entiende el castellano.

La tomadura de pelo está llegando a límites insospechados.
Lo dejo aquí porque este tema me calienta más de la cuenta.

Un abrazo amigo, yo tampoco te olvido.

RosaMaría dijo...

Siempre pasa cuando nos ponemos a ordenar o limpiar que encontramos una joya olvidada.Qué maravilla que puedas leer en tantos idiomas, yo en gallego y apenas italiano.
Un abrazo.

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Querido Juan:

Gracias por los agradables comentarios que siempre me dejas en el blog.

Paso a desearte una feliz semana. Espero que te sepas resguardar del frío pues este invierno está siendo especialmente helado y duro. ¡No sabes lo a gusto que se está ahora frente a la chimenea!.

Recomenzar dijo...

Cuando llego a tu blog aprendo...cosas que ni siquiera sabia
te dejo besos desde mi tierra

CHARO dijo...

Muy bueno tu escrito Juan y cómo siempre con todo razonamiento.Ya ves cómo las labores domésticas son muy beneficiosas, vaya suerte que tienes con tu dulce coronela.
Durante un tiempo voy a estar ocupada en ciertos asuntos imprevistos así que estaré limitada aunque trataré de seguir pasando por tu blog en ratos libres hasta que pueda volver a la normalidad o sea que si fallo ya sabes los motivos.Saludos

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Joan!
Un tema muy interesante y que de seguro dará mucho de si.

Saludos de J.M. Ojeda.

Ricardo Tribin dijo...

Mi querido Juan

Que claro te expresas!

Te envio un abrazo enorme y fraternal!